¡Las cucarachas muerden!

¡Las cucarachas muerden!

exterminar cucarachas en Madrid

Las cucarachas son insectos de tamaño medio, muy pequeño en comparación con el cuerpo humano. Sin embargo, son seres que no dejan de sorprendernos, ya hemos visto anteriormente que son capaces de sobrevivir varios días sin cabeza o sin comer y beber. Según nuestra experiencia, también conocemos la facilidad con la que se reproducen, creando auténticos problemas de plagas y lo difícil que resulta exterminar cucarachas en Madrid debido a su gran resistencia. Pero en esta entrada vamos a abordar otra de las curiosidades de esta especie, según algunos estudios científicos el poder de sus mandíbulas supera hasta en 50 veces su peso corporal.

Estos hallazgos fueron publicados en la revista Plos One y fueron descubiertos durante una investigación sobre el comportamiento y la fisiología de las cucarachas. Factor que explica cómo estos pequeños seres pueden morder y masticar cualquier material, independientemente de su grado de dureza. La investigación se llevó a cabo con ejemplares de cucaracha americana, utilizando un sensor que los ejemplares pudieran morder con toda la boca. Dicho sensor permitía determinar la fuerza y la presión de la mordedura. Los resultados fueron concluyentes y sorprendentes.

Estos insectos pueden llegar a ejercer una fuerza de 58 newtons en cada bocado. Dicho así quizá no parezca impactante, pero debemos de tener en cuenta que la fuerza de la mordedura de un humano está en algo más de 100 newtons, lo relevante es que el tamaño de la cucaracha es 43 veces inferior al de una persona. Datos que aportan luz sobre la potencia de la mordedura de uno de los insectos que más repulsión nos genera. De hecho, las conclusiones del estudio determinan que estas mandíbulas son 5 veces más poderosas que las de las personas.

En Coinve estamos acostumbrado a tratar con estos pequeños seres que se convierten en plagas en Madrid, sobre todo durante el verano. Sabíamos que son capaces de morder muchos materiales, pero ahora sabemos que cuando tienen que masticar algo duro, como puede ser la madera, activan unas fibras musculares especiales para reforzar la potencia de sus mandíbulas. Conocer las fortalezas y debilidades de estos insectos, a los que nos tenemos que enfrentar habitualmente en el control de plagas, nos permite mejorar nuestros procedimientos para exterminar su presencia de viviendas, edificios y locales comerciales.

Sin comentarios

Publicar un comentario